miércoles, 19 de agosto de 2015



El tiempo es oro. Quizás no le damos la importancia que tiene, pero cuando nuestra vida llega a su atardecer recordamos el valor y la importancia que tenía esa frase que nos habían dicho.

Sin embargo, nunca es tarde si la dicha es buena. Y sin perder la esperanza continuamos nuestra búsqueda, ahora quizás por otros caminos más prometedores, pero que, al final, arrojan el mismo resultado.

Al final, aún siendo tarde, recibimos la invitación del Señor que siempre nos ha esperado y nos espera hasta el último momento. Dios es tan Bueno y Misericordioso que hasta a última hora de la tarde nos invita a entrar en su Viña.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu pensamiento es una búsqueda más, y puede ayudarnos a encontrarnos y a encontrar nuestro verdadero camino.