domingo, 16 de agosto de 2015



Todos queremos estar seguros y buscamos esa seguridad en las cosas que el mundo nos ofrece. Nos hablan de ahorros sistemáticos, de planes de pensiones, de seguros de vivienda, de accidentes, de viaje…etc., hasta de vida.

Buscamos por encima de todo estar seguro. Trabajamos para eso y nos afanamos en ganar y ahorrar. Quizás nos centramos en nosotros mismos y nos olvidamos, obsesionados por esa seguridad, de los demás. Sobre todo de los más pobres y necesitados.

Pero en toda esa carrera hay una muy importante. La lucha por la Vida Eterna, que el hombre, a lo largo de su historia, nunca ha dejado de buscar. Y parece que es a la que menos importancia y tiempo le presta. Sin embargo, Jesús nos la ofrece gratuitamente. Por amor. La paradoja de la vida es que muchos la rechazamos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu pensamiento es una búsqueda más, y puede ayudarnos a encontrarnos y a encontrar nuestro verdadero camino.