martes, 29 de septiembre de 2015




Jesús nos dice que no tiene donde reclinar la cabeza, no hay seguridad donde pernotar y hasta descansar. Está disponible y al servicio del necesitado, y en constante alerta de servicio.

No apremia a dejar otras obligaciones y compromisos para poner en primer lugar la prioridad de proclamar la Palabra de Dios. Se trata de dar prioridad en nuestra vida al amor y al servicio según el Evangelio.

Porque cuando otras cosas, por muy importantes que parezcan, ocupan el primer lugar en nuestra vida, Jesús quedan marginado y sólo para momentos puntuales pero no como norte de nuestro camino.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu pensamiento es una búsqueda más, y puede ayudarnos a encontrarnos y a encontrar nuestro verdadero camino.