domingo, 27 de septiembre de 2015




No cabe ninguna duda que todos no somos iguales. Hay diversidad de pensamientos, diferentes formas de entender y hasta de actuar. La diversidad existe y está para que el amor se haga presente. Sin amor nuestra unidad sería imposible.
                
Pero ese amor será también siempre imposible si no estamos unidos e injertados al Señor. Porque nuestra naturaleza humana, herida por el pecado, es incapaz de amar al que piensa y actúa diferente. Nos cuesta mucho.
                             
Por eso, el amor es verdadero amor cuando se hace presente en la diversidad, en las diferencias, en las diferentes formas de actuar, en los enemigos. Jesús nos lo dijo claro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu pensamiento es una búsqueda más, y puede ayudarnos a encontrarnos y a encontrar nuestro verdadero camino.