miércoles, 30 de diciembre de 2015



Asombra de manera extraordinaria todo aquello que se dijo de Jesús. Y asombra porque antes, en el tiempo, se había profetizado, y ahora se cumple en su Persona. Y se cumple con hechos y obras. No sólo con palabras.

Son innumerables los casos que se suceden unos detrás de otros. El profeta Isaías, Zacarías, Simeón, Ana la profetiza…etc., por citar a algunos. La vida de Jesús está misionada, porque Él ha sido enviado por el Padre para cumplir una Misión: Entregar su vida para la salvación de todos los hombres.

Y, de esa forma, su Vida está escrita, y en ella descubrimos la Palabra de Dios. Jesús es la Palabra de Dios que nos enseña el Rostro de la Misericordia del Padre. Su Palabra es Vida Eterna, y quien la escucha y la pone en práctica vivirá eternamente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu pensamiento es una búsqueda más, y puede ayudarnos a encontrarnos y a encontrar nuestro verdadero camino.