martes, 29 de diciembre de 2015




No podemos curarnos. Estamos tocados por la imperfección, y nuestra naturaleza, esclava de nuestras apetencias y egoísmos, se debate en la lucha diaria. Somos esclavos, y quien piense que es libre estará en un error.

Tenemos sobre nosotros el peso enorme de nuestra sociedad de consumo, que  nos dicta un modo de vida: hay que permanecer joven, hay que ser guapo, hay que ser delgado y rico. Y enfocamos nuestra vida hacia esa meta. Realmente, ¿somos libres?

Y eso no vale para nada. Lo experimentamos cuando la vida nos para, y nos ocurre algo que nos descubre nuestra debilidad e impotencia. Entonces nos damos cuenta que lo que tenemos no vale para nada. Al final lo que importa es la vida, la Verdadera Vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu pensamiento es una búsqueda más, y puede ayudarnos a encontrarnos y a encontrar nuestro verdadero camino.