jueves, 31 de diciembre de 2015



No hay mayor error que creerte juez de tus mismos actos. Eso es lo que ocurre cuando rehúsas creer en Dios y seguir tus propios juicios y criterios. Porque tus juicios siempre estarán inclinados a tus intereses y apetencias. Serán esclavos de tus egoísmos.
                                
Será difícil tener un juicio justo contra ti mismo. Siempre pensarás más en ti que en los otros. Y nunca creerás en alguien que te vaya a exigir o a descubrir tus errores y egoísmos. Verdaderamente eso molesta, y es mejor borrarlo de tu vida.

Y eso sucede con todos aquellos que fabricamos el dios que nos gusta, y rechazamos el Dios que nos presenta Jesús. Dios es Uno, el que Es. Y Jesús su Hijo nos lo ha revelado claramente. Es un Dios Amor y Misericordioso, pero un Dios que señala el Camino, la Verdad y la Vida para llegar a Él. No es el que tú te fabricas y deseas.

FELIZ AÑO 2016


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu pensamiento es una búsqueda más, y puede ayudarnos a encontrarnos y a encontrar nuestro verdadero camino.