domingo, 20 de diciembre de 2015



A veces ocurre que con mucho saber se complica más la fe. Porque fe es creer en lo que ni se ve, ni tampoco se entiende. Con esto no estoy diciendo que no conviene saber, sino trata de decir que, no por saber mucho, la fe es mayor.

La fe es un don de Dios. Y la existencia de Dios se puede razonar. Y hay muchas razones para creer en ella, pero siempre nos será necesaria la fe. María creyó sin saber cómo podía ser su concepción sin conocer varón.

Y tú y yo debemos hacer lo mismo. Creer sin condiciones y pedirla esperando que el Señor nos ilumine y nos lo vaya aclarando. Porque nuestra mente es tan pequeña que nunca llegará a entender la grandeza de Dios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu pensamiento es una búsqueda más, y puede ayudarnos a encontrarnos y a encontrar nuestro verdadero camino.