domingo, 27 de diciembre de 2015




La familia es la cuna donde el hombre se descubre como persona, y donde aprende a recibir, pero también a corresponder a ese amor recibido. La familia es el espacio donde el hombre empieza a distinguir el bien del mal, y la justicia de la injusticia.

Pero, también la familia necesita protección y cuidados. La fidelidad de los cónyuges es imprescindible para que la unidad familiar se mantenga firme y pueda soportar y superar las adversidades que la vida les presenta.

Y también, el respeto y la obediencia del uno con el otro, y, muy importante, de los hijos hacia sus padres y abuelos. La familia es la célula de la sociedad y de donde nacen los pueblos. Proteger y cuidar la familia es responsabilidad de todos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu pensamiento es una búsqueda más, y puede ayudarnos a encontrarnos y a encontrar nuestro verdadero camino.