viernes, 1 de enero de 2016




Los pastores oyeron el anuncio del Ángel, y fueron corriendo a Belén. Así empieza el Evangelio de hoy. Dichosos aquellos que oyendo la Palabra de Dios corren a escucharla, se admiran de sus Palabras y se esfuerzan en cumplirla.

Jesús llamó dichosos a aquellos que, oyendo la Palabra, la cumplen. Y recibir ese nombramiento de dichoso por Dios no es lo mismo que recibirlo de otro. Porque en Dios se cumple esa dicha y la experimentamos por su Gracia.

Tratemos de ser como los pastores, y corramos a buscar la presencia del Señor. Él continúa en la Eucaristía, presente bajo las especies de pan y vino, haciéndose alimento espiritual para cada uno de nosotros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu pensamiento es una búsqueda más, y puede ayudarnos a encontrarnos y a encontrar nuestro verdadero camino.