sábado, 30 de enero de 2016



En la vida podemos optar por muchos caminos, pero no podemos seguir a Jesús y hacer lo que yo creo con respecto a Dios. Porque Dios y Jesús son uno mismo. Y están unidos en un mismo pensamiento y amor. Así que, si dejas de seguir a Uno, también dejas de seguir al Otro.

No puedes relacionarte con Dios, y hacer lo que a ti te parece. Utilizas a Dios según tú entiendas y te parezca qué es mejor. ¿Acaso sabes tú más que Dios? A Dios lo llevas en tu corazón, pero lo llevas maniatado según tu Voluntad.

Jesús es el Hijo de Dios. En Él se cumple toda la Escritura, y Él es el verdadero y único Profeta enviado a sanar nuestros corazones y pagar por nuestro rescate liberándonos de la esclavitud del pecado. Seguirle es tratar de cumplir y vivir el mismo estilo de vida. Otra cosa es hacer lo que a ti te parezca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu pensamiento es una búsqueda más, y puede ayudarnos a encontrarnos y a encontrar nuestro verdadero camino.