sábado, 2 de abril de 2016



Salir a las periferias es salir a la lucha en los lugares donde la verdad la tiñen de mentira y la esconde con apariencia de verdad y justicia y la disfrazan y la disimulan. Los discípulos, asustados y temerosos permanecían reunidos, aunque escondidos y temerosos de ser descubiertos.

En esas circunstancias se les aparece Jesús por tercera vez, les anima y les transmite paz. Y les muestras sus manos y costado para que comprueben que es Él. Entonces les envía tal y como Él mismo ha sido enviado por el Padre y soplando sobre ellos les infundió el Espíritu Santo. 

Y les da poder para retener y perdonar los pecados. Porque somos pecadores y necesitamos lavarnos nuestros pecados de cada día, para, perdonados y limpios, emprender con ánimo y esperanza de nuevo el camino. Y si caemos, por nuestra débil naturaleza, poder levantarnos de nuevo. La Misericordia del Padre es Infinita.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu pensamiento es una búsqueda más, y puede ayudarnos a encontrarnos y a encontrar nuestro verdadero camino.