miércoles, 18 de mayo de 2016



Hay quienes yendo fuera del vagón del tren ayuda más a que camine el tren que muchos que van dentro. Porque la marcha del tren no se hace sólo desde dentro, también fuera hay trabajo y se necesita despejar el camino y reparar la vía.

Un error, cometido frecuentemente en la historia, es unificar y homogeneizar los grupos o comunidades. Si todos no pensamos igual nos cuesta agruparnos e ir juntos. La tendencia es a considerarlo diferente o que no es de los nuestros. Y lo que suma es la dirección que llevamos, porque si nuestro camino va al mismo sitio, entonces suma y no resta.

Jesús dejó eso muy claro a Juan, su discípulo, cuando en respuesta a su pregunta le dijo: «No se lo impidáis, pues no hay nadie que obre un milagro invocando mi nombre y que luego sea capaz de hablar mal de mí. Pues el que no está contra nosotros, está por nosotros»

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu pensamiento es una búsqueda más, y puede ayudarnos a encontrarnos y a encontrar nuestro verdadero camino.