martes, 10 de mayo de 2016


No tendría sentido exigir pruebas y hechos con los que te sería imposible negarte a la evidencia de creer en Jesús. Porque eso anularía tu libertad y sometería tu voluntad .La fe necesita y exige libertad, porque entonces dejaría de ser fe.

Por eso, Jesús, se aparece y da testimonio de su Palabra a aquellos que anteriormente a su Resurrección han dado crédito a su Palabra. Son esos sus amigos y creen en Él, porque en libertad han optado por escucharle y seguirle.

La fe es un don de Dios, que le es dado a aquellos que le escuchan y se confían a su Palabra. Y se esfuerzan en vivirla. Es el premio a su voluntad y su búsqueda y petición. Y lo hacen porque la necesitan para, en el Espíritu Santo, vencer las tribulaciones y tentaciones con las que el mundo les tienta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu pensamiento es una búsqueda más, y puede ayudarnos a encontrarnos y a encontrar nuestro verdadero camino.